El trío de los ases de aceites

0
312

Hoy os traigo un post sobre aceites vegetales.

Hay muchos tipos de aceite en el mercado, pero yo me centraré en los tres aceites que tienes que tener en tu tocador de todas todas.

He de decir que estos tres aceites tienen diferentes usos. Yo solo voy ha hacer referencia a su uso cosmético.

Bien vamos allá.

Aceite de almendras dulces.

El aceite de almendras dulces es el aceite hidratante por excelencia.

Este aceite hidrata en profundidad y aunque a veces por la sensación al aplicarlo pueda parecer que nos obstruya los poros, nada más lejos de la realidad, el aceite de almendras dulces hidrata sin obstruir.

Si eres de las que no le gusta la sensación aceitosa de después de aplicar un aceite y no tienes tiempo de esperar a que se absorba el producto, aquí tienes un Tip.

UTILÍZALO en la ducha cuando aun estas mojada y luego SÉCATE con la toalla con normalidad. Veras que piel más preciosa e hidratada te quedará!

El aceite de almendras dulces, no solo sirve para hidratar la piel, también se utiliza en el pelo.

Hay tres formas de utilizar este aceite en el pelo. La primera consiste en aplicar una buena cantidad de aceite de medios a puntas con el pelo seco y dejarlo actuar durante unos 30 minutos antes de lavar el pelo con nuestro champú habitual. Aplicándolo de esta forma conseguiremos una hidratación profunda y nutriremos las puntas alargando más el tiempo de corte.

Otra forma de utilizarlo es como una mascarilla. Lo aplicamos en la ducha de medios a puntas con el pelo mojado y dejamos actuar entre 2 y 3 minutos y aclaramos como haríamos con cualquier mascarilla. ¿El resultado? Pelo hidratado y sin enredos.

La tercera forma de usarlo es a modo de serum. Aplica una pequeña cantidad en las manos y aplícala con los dedos sutilmente por el pelo seco y ya peinado. Conseguirás un acabado espectacular.

Y un último uso para nosotras las mamis. El aceite de almendras dulces, es mano de santo con la dolorosa dermatitis del pañal. Hacer la prueba y me contáis.

Aceite de rosa mosqueta.

El aceite de rosa mosqueta es el agente regenerador por excelencia.

Gracias a sus propiedades regeneradoras es uno de los aceites más utilizados para tratar las cicatrices, ya sean por heridas accidentales o por operaciones quirúrgicas. Así que si sois de las mamis que habéis dado a luz mediante cesárea, este es vuestro aceite. Consigue eliminar casi por completo la cicatriz de la cesárea, eso si se tiene que empezar a aplicar cuanto antes mejor.

Por otra parte también funciona a la perfección con las otras cicatrices que sufrimos la mayoría de mujeres que son mamis. Las odiosas estrías del embarazo. Funciona casi eliminándolas del todo cuando aun están de color morado o rosado. Y cuando ya es tarde y han cicatrizado, las atenúa de forma visible. Eso sí, hay que ser muy constante y aplicarse el aceite cada día, incuso varias veces en el caso de las estrías.

Gracias a su poder cicatrizante el aceite de rosa mosqueta está recomendado en el uso de las quemaduras, ya que ayudará a regenerar la piel de forma más rápida.

Y por último pero no menos importante, te recomiendo que mezcles unas gotitas de éste aceite con tu crema hidratante habitual, ya que otras de sus propiedades son que actúan contra el foto-envejecimiento retrasando lo y además es un potente anti arrugas.

Aceite del árbol del té

Este es mi aceite preferido y nunca faltan un par de frascos en mi casa si has leído bien, siempre tengo dos frascos en casa, uno en uso y uno de repuesto por si se me acaba.

Este para mi es el aceite total, para que os hagáis una idea estas son solo una de sus propiedades, que no todas: 

Es antimicotico, antiséptico, anti viral, analgésico y ANTI INFLAMATORIO, cicatrizante, expectorante, inmuno estimulador, parasiticia…

¿Que os parece? Impresionante verdad.

Y ahora os estaréis preguntando, vale todo esto está muy bien pero ¿para que se usa?

Pues bien estos son unos ejemplos de su uso más cotidiano.

Gracias a su poder desinfectante y bactericida, es perfecto para tratar los granitos. Prueba a poner aceite en un bastoncillo de los oídos y aplicarlo en los granitos, veras como desaparecen mucho más rápido de lo habitual.

También funciona de maravilla para la foliculitis. En este caso podemos poner el aceite mezclado con aceite de almendras en un algodón y dejarlo actuar en la zona del folículo infectado, mano de santo.

También funciona con la candidiásis vaginal. Pon unas gotitas en un tampón y aplica lo de la forma habitual.

Y por último para lo que yo le doy más uso es como parasiticida, es decir para combatir la aparición de los tan temidos piojos. Mezcla unas gotas en el spray de desenredar el pelo o bien en el champú de tus hijos y de toda la familia y los transformaras en un repelente de piojos.

Y esto es todo, ya sabéis haceros con este trío de ases!!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here