Síndrome premenstrual, ¿Qué es normal y qué no?

0
38
Descanso en el SPM
En sus momentos más álgidos el sindrome premenstrual te pedirá descanso

El Síndrome Premenstrual o SPM es algo que siempre vamos a llevar a cuestas las mamis y molonas pero, ¿te has dado cuenta que no siempre es igual? ¿Sabes cuando debes  prestar más atención y compartir lo que te pasa con un profesional?

En el post de hoy os vamos a hablar sobre el SPM para que estéis un poquito más informadas de que es lo normal , qué sintomas serian algo patológico y sepáis qué pasa en vuestro cuerpo.

¿Qué es el Sindrome Premenstrual?

Es completamente normal que un tiempo antes (en cada mujer varía, pero suele ser entre una semana y 10 días antes de nuestro primer día de regla)  te sientes diferente y no sabes muy bien porqué. Pues esto es debido al Síndrome Premenstrual.

Estos cambios,tanto físicos como psíquicos, son debidos en su gran medida por los cambios hormonales que estamos teniendo. Para algunas es una alteración leve que se puede sobrellevar sin problemas, sin embargo, hay otras que lo padecen de tal manera que llega a interferir en su vida diaria y en sus relaciones.

Y es aquí donde debemos de ver la diferencia entre algo normal y algo que debería de ser tratado.

¿Qué sintomas presenta el SPM?

Sintomas SPM
Debes estudiar los síntomas en tu SPM y su intensidad para saber cuando acudir al médico

Cada una de nosotras lo siente de una manera diferente, con dolencias distintas y en un tiempo variable, aun así, hemos de ser capaces de reconocerlo. El SPM presenta estos síntomas, pero si son muy intensos o presentan otros síntomas no descritos, es hora de consultar con un médico.

Los trastornos físicos más comunes que solemos notar son: de repente los pechos nos duelen, se nos hincha la barriga , subimos de peso, nos cuesta dormirnos, nos duele la cabeza, estamos más cansadas aunque no hayamos hecho nada, estreñimiento o diarrea.

Por otra parte los trastornos psicológicos tienden a ser la depresión, nos aumenta la ansiedad (por eso muchas veces no podemos dormir), estamos muy irritables y cualquier cosa nos parece mal… Es decir, que somos un amasijo de sentimientos y emociones encontradas y puede que no nos soportemos ni a nosotras mismas.

“Una de las opciones para ver si algo no va bien es llevar una agenda y apuntar todo lo que nos pasa.”

No basta con apuntar sólo los síntomas que vamos teniendo, sino también el inicio y duración de esos síntomas así como su intensidad, es decir, si es algo leve, molesto o realmente molesto.

De esta manera, tu médico puede llevar un registro y poder ver si sigue un patrón. Para confirmar este patrón y ver que no está dentro de lo establecido, es decir, que sufres de un SPM severo tus síntomas deberán de sucederte por lo menos 5 días antes de que te baje la regla y haber terminado unos 4 días después de que se acabe tu menstruación, así como que te sea imposible o muy dificultoso realizar tus tareas diarias.

¿Cómo puedo tratar el SPM?

Como en todos los casos podemos optar por tomar fármacos para calmar estos síntomas. Esta opción es recomendable si notas que tus síntomas son muy severos, sin embargo, antes de tomarte nada consulta cualquier cosa con tu médico de cabecera.

Por otro lado, tenemos las opciones naturales las cuales, os recomendamos si notáis los síntomas como leves pero molestos.

Algunas de las cosas que podéis hacer son:

Hacer yoga: como ya os comentamos en el post sobre este tema, el yoga es una práctica relajante a la vez que estimulas tu cuerpo. Con los ejercicios de respiración y meditación podrás controlar algunos de los síntomas.

Yoga para superar el SPM
Hacer yoga puede relajar tu musculatura y ayudarte con las molestias del SPM

– Seguir una dieta sana y equilibrada: tener nuestro cuerpo equilibrado y sano por dentro nos ayudará a que esté en sintonía todo él. Si te metes en el apartado de nutrición encontrarás muchos consejos para poder llevarla.

Infusiones: la manzanilla, el té negro, el rooibos, la tila y muchas otras contienen propiedades analgésicas, las cuales nos ayudan a combatir las cefaleas, los calambres y el malestar general. Puedes ver las propiedades de algunas de ellas en este post que tratamos hace un tiempo.

Dormir entre 7 u 8 horas: nuestro cuerpo necesita estar descansado. Si no dormimos el tiempo que necesitamos se producirán cambios en nuestro interior.

“Y sobre todo, sobre todo, intentar mantener a raya el estrés.”

Este es uno de los condicionantes más puñeteros que tenemos en nuestras vidas. Si de normal nos afecta a nuestra vida diaria, imagínate lo que puede llegar a hacer cuando tenemos las hormonas disparadas.

En definitiva, ten presente que es algo normal y que nos pasa a todas. Puedes hablarlo con tus amigas y ver las diferencias entre tu SPM y el de ellas. Si tienes alguna duda que te ronde por la cabeza y no te acabe de cuadrar lo que te pasa, no dudes en consultar con tu médico de cabecera.

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer clic en alguno de los botones que verás abajo. ¡Mil gracias!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here