Los 10 errores más frecuentes en padres primerizos

0
205
Errores rimerizos
Todos los padres vamos un poco a ciegas, sigue tu instinto y tu bebe te lo agradecera

En cuanto tenemos a nuestro bebé en brazos nos perjuramos que vamos a ser las mamás perfectas y que todo irá genial, pero NADA más lejos de la realidad.

Ser madre primeriza es una lucha constante de superación y es algo que debemos de tener bien claro. No vamos a ser las mamis molonas perfectas y vamos a cometer errores ¡y no pasa absolutamente nada!

Pero para que vayas cogiendo algo de carrerilla con esta nueva maternidad, en el post de hoy os vamos a hablar de los 10 errores que solemos cometer las mamás primerizas para que nos os vuelva a pasar ¡allá van!

Las opiniones de otros

Opiniones de los demas
Te vendran por todos los sitios

Parece que la visión de un bebé provoque en los demás dar todo tipo de opiniones sobre el bebé, sobre cómo lo estás haciendo o sobre lo que deberías hacer. ¡Nunca vas a socializar tanto como con un bebé al lado! A mi al principio me sorprendía que me abordaran por la calle completos desconocidos para adoctrinarme sobre que hacer y cómo o dar sus opiniones sobre como era mi peque sin venir a cuento. Pasado un tiempo te acostumbras, pero no deja de molestarte.Todos darán su opinión, conocidos y desconocidos. Recuerda que quien más conoce a tú bebe sois vosotros y si tienes alguna duda quien debe resolverla es tu pediatra.

Revisa con tu pediatra cuando vayas mensualmente si lo que le pasa es normal o no.

“La sabiduria popular y los consejos están bien pero pasando primero un buen filtro.”

Es muy importante que tú estés totalmente convencida de cualquier decisión que tomes sobre él y no lo hagas presionada porque será más fácil que no te equivoques si sigues tu instinto. De todas maneras, el error entra dentro de la maternidad, ya que es un aprendizaje constante. Todos los padres se han equivocado alguna vez, empezando por los tuyos propios.

Hacer un drama de todo

Dramas de madre primeriza
Tu bebe no quiere dramas

Cuando nace tu hijo nace en ti también LA PREOCUPACIÓN. Así, en letras mayúsculas. Si come poco te preocupas, si come mucho te preocupas, si duerme poco te preocupas si duerme mucho tambien, si le salen los dientes te preocupas si le salen tarde tambien, si no anda al año te preocupas pero si quiere andar muy pronto tambien, si pega mucho te preocupas, y si no ¿sabrá defenderse? será mejor que esté en guardería o con los abuelos? y un largo y largo etc que se va modificando según crece.

 

Hay épocas en las que te parecerá estar haciéndolo genial y que todo “fluye” sin casi preocupaciones y habrá épocas en las que te parecerá que todo lo estás enfocando mal y estarás muy precoupado por un aspecto u otro.

Es dificil no preocuparse, pero hay que rebajar un poco la ansiedad y trivializar un poco las cosas.

Para eso, lo que más te va a ayudar es tener una buena tribu molona. Al explicar tus preocupaciones a otras mamis ellas podrán darte una visión menos subjetiva de lo que estás contando porque no estás hablando de sus peques. Con todo ello, haz un mix y no te preocupes tanto como lo estabas antes de hablar con ellas ni te preocupes tan poco como reflejan ellas porque lo que querrán es bajar tu nivel de preocupación y pueden no dar importancia a detalles que sí lo tienen.

“Es importante no obsesionarnos ni centrarnos en esa preocupación porque nos generará nerviosismo e intranquilidad y transmitiremos ansiedad al bebe.”

Todo este nerviosismo y estrés lo único que conseguirá es disfrutar de su primer año de vida y de nuestra maternidad.

La desesperación cuando llora

Mujer nerviosa
El llanto de un bebe te hará perder los nervios enmuchas ocasiones

Es muy importante que tengas presente la única forma que tienen nuestro bebé de comunicarse con nosotras es llorando y es así como nos hará entender las necesidades que tiene.

El llanto ha de servirnos para atenderle y descubrir la necesidad que tiene en ese momento, pero no debemos pensar que cada vez que llora tiene un gran sufrimiento porque en ocasiones lloran por necesidades tales como aburrimiento, picores o incomodidad con la postura. Es decir, cualquier necesidad que para ellas sea lo suficientemente intensa como para hacer algo para cambiarla, y la manera de hacerlo es llorando.

Así, es imprescindible mantener la calma en estos momentos. Cógelo y ves descartando una a una las posibles causas por las que llora. Al final serás tú la que mejor conozca a tú bebé.

Su alimento

Los bebés y los niños no siempre toman la misma cantidad de comida pues están en crecimiento. Hay temporadas en las que pueden incluso duplicar su ingesta pues se está preparando para un estirón.

“No olvides que tu bebé crece así que no siempre tomará la misma cantidad de comida.”

No te preocupes porque si se queda con hambre te lo hará saber (llorar y llorar). En poco tiempo te acostumbrarás a estos cambios y sabrás perfectamente si ha quedado con hambre y quiere más.

Confundir vómito con regurgitación

La regurgitación aparece cuando acaba de comer y seguramente ni él se dé cuenta de que lo ha hecho.La regurgitación suele ser poca cantidad. El vómito no tiene que ver con la alimentación y sí que supone un esfuerzo. Es importante darse cuenta de la diferencia ya que la primera es normal y la segunda no.

No darse cuenta de la fiebre

Fiebre en bebes
Es importante ir comprobando su temperatura sobretodo cuando los vemos blanditos o irritables

Si supera los 38ºC es una emergencia, a no ser que pase en las 24h siguientes a un vacunación. Nuestro bebé no tiene el sistema inmune para afrontar una infección, por lo que es necesario que nos demos cuenta en seguida de la fiebre y lo llevemos al pediatra. Y nunca, nunca automedicarlo.

Llevarlo a sitios con mucha gente

Los bebés necesitan calma y si el ambiente no los acompaña no pararán de llorar. Además, como ya hemos dicho, tiene un sistema inmune muy flojito por lo que con cuantas más personas esté es más fácil que pille algo.

No salir de casa

No llevarlo a sitios concurridos no implica que no deba salir de casa.

“Cuando haga sol y buen tiempo, no dudes en sacarlo a dar un paseo.”

Al igual que a ti te ocurre el aire libre y el sol os hará sentir mejor y estar de mejor humor. Recuerda siempre la protección solar sobretodo en los meses más cálidos.

 No hacer caso a tu pareja

Sabemos que va a ser difícil hacerle caso a tu pareja cuando el bebé necesita de tantas atenciones pero es imprescindible que os apoyéis y no perdáis el amor que os tenéis. Vuestro hijo o hija tiene que ser una forma más de unión entre vosotros. Aprovechad los momentos en los que el bebe duerme para ver una pelicula, jugar a algun juego de mesa, tomar un cafe juntos…intenta que la maternidad no monopolice tu vida.

Discutir frente al bebé

Como hemos comentado antes, el bebé capta todo lo que pasa a su alrededor y, aunque las discusiones son muy normales en el hogar intentad que no sea frente a él y no chillaros.

“Captan de manera extraordinaria las tensiones, el malestar y el ambiente negativo, ya que al estar más indefenso sus canales sensoriales estan hipersensibilizados.”

Esto es un buen consejo para todas las edades de nuestros hijos, pero especialmente en las primeras edades cuando más sensibles tienen sus canales sensoriales al tener mayor dependencia de ti.

Teniendo en cuenta estos errores que nos pasan a la mayoría, seguro que disfrutas más de tu maternidad, sin tantas tensiones.

Tambien puede interesarte: Darles bracitos ¿es bueno o no?

 

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer clic en alguno de los botones que verás abajo. ¡Mil gracias!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here