Economía en la pareja, ¿cuentas juntas o separadas?

0
265
Gastos comunes y personales
Decidir donde dirigir vuestros ingresos no es fácil

Queramos o no, el dinero juega un papel muy importante en nuestra relación. A pesar de lo que la gente cree, la administración de nuestra economía es uno de los principales motivos de separación (incluso por encima de las infidelidades).

En el post de hoy vamos a hablaros un poco de todos los inconvenientes y ventajas para que decidáis con buenos argumentos qué hacer con vuestra economía y seguir felices con vuestra pareja molona

¿Cómo se reparte la economía en la pareja?

Que hacer con la economia en la pareja
Tenemos varias opciones a la hora de vivir en pareja, hay que elegir la que resulte menos conflictiva

Todas las parejas tenemos tres opciones:

  1. Abrir una cuenta única conjunta en donde van todas las facturas e ingresos.
  2. Mantener cada uno su independencia económica manteniendo cuentas separadas y pagando cada uno el 50% de los gastos.
  3. Tener cuentas separas y una conjunta para los gatos comunes.

Dentro de este segundo grupo hay parejas que deciden que uno asume todo los gastos y el otro le va pagando mes a mes. Por otra parte, están los que deciden repartir equitativamente las facturas que se tienen que pagar. Sin embargo, pueden surgir problemas a partir de estas dos líneas, pero se puede solucionar.

“Para que tengamos un reparto equitativo de las facturas lo primero que tenemos que hacer es saber en qué nos gastamos el dinero.”

Y no me refiero únicamente a facturas grandes como el agua, el gas y la luz, si no a toooodas y cada una de las cosas en la que se va el dinero (netflix, cenas, cerveceo, libros de los niños, cuota de inglés…).

La persona que tenga que pagar a la otra el 50% tiene que cogerlo como un hábito y pagar religiosamente cada primero de mes todo lo que le toca, así os evitaréis discusiones o malos rollos por el dinero.

La tercera opción es, sin duda, una de las mejores y que os recomendamos. Es un buena elección que ayuda en la distribución financiera en pareja y aumentar así también la intimidad de cada uno (nos podemos comprar algo sexy sin que se entere antes de tiempo 🙂

No olvidemos que la forma en que gastamos afecta a nuestra pareja

Ahorrador o derrochador
Ir a una en la economia familiar es fundamental para un equilibrio

Puede pasar que, una vez has cubierto todos tus gastos, te das cuenta de que te sobra bastante dinero y tienes ganas de darte un capricho. El problema viene cuando ese capricho lo quieres con tu pareja, por ejemplo un viaje.

Puede ser que tu pareja también tenga el dinero suficiente o puede ser que no. Aquí vienen dos opciones, que hagáis el viaje igualmente por ti (aunque tú no sepas que se está endeudando) o que no os deis el capricho para que uno no lo pase mal.

La solución para esto es preguntar siempre la opinión de la otra persona intentado ser lo más neutral posible para que no está coaccionado.

“Tiene que haber mucha comunicación y confianza para que habléis de esos temas sin discutir.”

Tener en cuenta los imprevistos económicos

Muchas veces podemos olvidarnos de que existen y no estamos preparados para ellos. Al ser dos personas los imprevistos tienen a duplicarse y al tener niños se elevan al infinito. Por ejemplo si despiden a tu pareja puede ser el motivo más problemático para hacer que vuestra economía se desplome, pero una incapcidad temporal o accidente también harán tambalear el equilibrio económico y familiar.

” HAY que tener previsto  un fondo económico para emergencias a fin de protegernos de estos gastos.”

Este dinero dependerá sobre todo de vuestras necesidades. Desde aquí te recomendamos que tengas lo suficiente como para sobrevivir entre 3 y 6 meses de vuestros gastos normales.

Hablar a menudo sobre el dinero

Economia junta o separada
Sentarse a hablar del dinero y hacer cuentas realmente une, pues se liman diferencias

Las cosas pueden cambiar de un segundo a otro. Hay situaciones que alteran nuestros objetivos de ahorro y podemos tener problemas con ellos si no se habla de todo lo que nos sucede.

Esto se soluciona rápidamente sentándoos de vez en cuando (3 o 4 veces al año) para que  volváis a poner en común vuestros objetivos económicos para reajustar el presupuesto. Determinar cómo serán los gastos de los hijos en común, los gastos de la casa, si es hora de cambiar los colchones o si hay que hacer reformas en la cocina.

Ahorrador Vs Derrochador

Tanto si eres el ahorrador o el derrochador, son dos factores que pueden afectar muy negativamente a vuestra relación.

Una buena forma de afrontar estas diferentes visiones del gasto es establecer objetivos de ahorro en común. Como puede ser un viaje, la compra de un coche, una escapada romántica ,una nueva casa e incluso tener un bebé.

Son diferentes metas que podéis tener en común y que os motivarán lo suficiente como para ceñiros a un presupuesto establecido. Sin duda en estos casos la unión hace la fuerza.

Como veis hay bastantes problemas que pueden surgir por el dinero ¡pero todo tiene solución! Y en este post te las hemos puesto todas. Así que tener un poquito de control y por el resto ¡a disfrutar con tu pareja molona de la vida!

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer clic en alguno de los botones que verás abajo. ¡Mil gracias!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here