¿Cómo debe ser una dieta equilibrada?

0
67
Dieta equilibrada como fuente de salud
Con una dieta equilibrada ganarás salud, vitalidad y bienestar psicológico.

Un dieta equilibrada contiene las suficientes calorías y nutrientes que nuestro cuerpo necesita para el crecimiento y desarrollo para cada etapa de nuestra vida. También debe prevenir deficiencias o excesos nutricionales que no nos benefician.

“Dentro de una alimentación saludable tienen que aparecer carbohidratos, proteínas, vitaminas, minerales y grasas (en su justa medida) para reducir el riesgo de enfermedades crónicas.”

Si acudes a cualquier nutricionista te dirá que para tener una dieta equilibrada que evite la obesidad y otros problemas de salud, hay unos porcentajes de calorías que deben de distribuirse de la siguiente manera:

Hidratos de carbono 50-55%: en donde la mayoría de estos deben de venir de cereales integrales, frutas, legumbres y verduras.

Grasas 30-35%: aquí es muy recomendable el uso del aceite de oliva por su alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados, es decir el ácido oleico (y aguacate, margarina, nuez, salmón…). También hay que añadir la ingesta de ácidos grasos omega-6 y -3 (que nos ayudan sobre todo con los procesos cerebrales), presenes en gran cantidad en los frutos secos.

Proteínas 10-15%: es recomendable que se mantenga el equilibro entre las fuentes alimentarias que proceden de animales (carne, pescado, huevos) y vegetales (legumbres, cereales, frutos secos).

“Llevar una dieta equilibrada te ayudará a enfermar menos y a recuperarte más rápido, tendrás más energía y el aspecto que tendrás será más jovial.”

¿Cómo debemos alimentarnos? 

Elige la comida sana
Lucha contra la comida basura

Pescado

Debe de consumirse dos o tres veces a la semana ya que contiene hierro, yodo, calcio y ácidos grasos omega 3, que disminuyen el colesterol en sangre y el riesgo de padecer trombos.

Pasta, arroz y legumbres

La pasta y el arroz también son recomendados dos o tres veces a la semana. Sin embargo, en el caso de las legumbres (lentejas, habas, garbanzos) será suficiente con una o dos veces por semana.

Estas nos dan fibra, con propiedades laxantes, además de hidratos de carbono, proteínas, sales minerales y vitaminas.

Hortalizas, verduras y lácteos

Este apartado debe de estar presente en nuestra alimentación diaria.

Las verduras tienen, entre otros nutrientes, fibra, magnesio (el cual mantiene el buen funcionamiento de los músculos y de nuestro sistema inmunitario y regula la glucosa) hierro y además producen gran cantidad de vitamina A.

La leche y los yogures son nuestra fuente principal de absorción de calcio. Este mineral lo podemos encontrar en grandes cantidades en nuestro cuerpo, en los huesos, dientes, sangre y neuronas.

Frutas

Son muy ricas en magnesio, fibra y antioxidantes naturales como la vitamina C. Por otra parte tienen muy pocas calorías.

Los cítricos como el limón o la naranja puedes tomártelos una o dos veces al día. En el caso del resto deben de ser dos piezas.

Carne

La carne y los embutidos los podemos introducir en las cantidades necesarias para complementar las comidas que nos faltarían a lo largo de la semana.

Es recomendable no consumir carne más de seis veces por semana, ya que contiene altos niveles de proteínas pero también colesterol y grasas (la gran parte de ellas saturadas).

Dieta saludable para nuestros Peques Molones

Enseña a comer a los niños
Tus peques se acostumbraran enseguida a alternativas más sanas

Ya que nuestros peques están en edad de crecimiento, es muuuuuuy importante que tengan una dieta equilibrada y en relación a las necesidades de desarrollo de su cuerpo. Así que lo mejor es evitar el abuso de la bollería industrial, la comida rápida y las chucherías ya que tienen un alto contenido en grasas saturadas y aumentarles el colesterol.

Los lácteos son esenciales para la adecuada y completa formación de sus huesos. Es recomendable que los tomen entre tres y cuatro veces al día.

Los principales alimentos que les aporta calcio son la leche, el yogur, el queso, pero también podemos encontrarlo en el brócoli, verduras cocidas o el salmón enlatado (aunque a lo mejor estos últimos nos cuesta un poquito más que se lo coman).

“Según La OMS, lo ideal sería que la mitad de las calorías diarias de nuestros peques vengan de hidratos de carbono, el 15% de proteínas y entre el 25% y 35% de grasas.”

Es decir que los lácteos, las verduras y hortalizas, frutas y cereales deberían de tomarlos varias veces al día. Mientras que la carne y las legumbres, los pescados y los huevos entre tres y cuatro veces por semana.

E, igual que nosotros, deberían de hacer cinco comidas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.

Esperamos que con estos consejillos e información que os vamos dando os den ideas y decidáis empezar una dieta más sana y equilibrada. Una idea genial es que la empecéis todos juntos en casa, así os apoyareis juntos. ¡Y que no se nos olvide que hay que combinarlo con algo de deporte!

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer clic en alguno de los botones que verás abajo. ¡Mil gracias!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here