Síguenos

Mamis y Molonas

Cómo Cuidar Tu Piel En Verano (14 Tips Para Hacerlo Bien)

SALUD

Cómo Cuidar Tu Piel En Verano (14 Tips Para Hacerlo Bien)

El verano abrasador ya está aquí. Con la llegada de esta estación, tu piel empieza a pedir a gritos más protección, desde la aparición de esas molestas erupciones y quemaduras solares hasta el bronceado y el acné persistentes. Así que es fundamental cuidar tu piel en verano

Por ello, es esencial que aumentes los cuidados de tu piel desde el principio para mantenerte alejada de los indeseados problemas cutáneos del verano. Veamos cómo.

¿Cómo afecta el verano a su piel?

1. Lavado facial para eliminar el exceso de grasa

En verano, las pieles grasas pueden engrasarse más. Utiliza un limpiador facial adecuado a tu tipo de piel que pueda limpiar en profundidad y eliminar toda la suciedad. Las personas con piel seca necesitarán un limpiador sin espuma. Opta por limpiadores suaves, sin alcohol y con un pH neutro.

PREVIENE LOS BROTES DE ACNÉ

Elimina el sudor de la piel con una toalla o paño limpio. Limpiarse el sudor puede irritar la piel, lo que puede provocar un brote de acné serio.

2. Optar por una buena rutina de cuidado de la piel

Mantén un régimen de cuidado de la piel y sígelo religiosamente. Elige productos con base de gel (para pieles secas) y de agua (para pieles grasas) en lugar de productos con base de crema, ya que los primeros son más ligeros y no grasos. Limpiar, tonificar e hidratar dos veces al día te ayudará a mantener tu piel limpia y fresca.

3. Mantén tu piel hidratada

La hidratación es clave en todo momento durante el verano. Puedes utilizar una mascarilla facial hidratante después de lavarte la cara por la noche para conseguir un extra de hidratación mientras duermes. Salpica tu cara frecuentemente con agua o lleva una bruma facial para refrescar tu piel a intervalos regulares.

4. Exfoliación para una piel sana

Utiliza un exfoliante facial al menos dos veces por semana para eliminar el exceso de suciedad y grasa de la piel. Sólo recuerda utilizar un exfoliante adecuado para tu tipo de piel y masajear el exfoliante suavemente con movimientos circulares. Asegúrate de exfoliar también los labios y el cuello.

5. Usa protección solar

Los rayos UV-A y UV-B del sol pueden ser muy agresivos y peligrosos para tu piel. Además de provocar un bronceado persistente, pueden causar envejecimiento prematuro, manchas de la edad, líneas de expresión y arrugas. Un buen protector solar con FPS 30-50 es vital para los meses de verano para todos los tipos de piel, incluso si te quedas en casa la mayor parte del tiempo. Si vas a nadar, te sugerimos que te apliques el protector solar varias veces al dia.

6. Evitar el maquillaje excesivo

El exceso de maquillaje impide que la piel respire. La humedad y el calor también afectan a la capacidad de la piel para respirar. En lugar de una base pesada y otros cosméticos, puedes considerar el uso de un bálsamo labial con color y una crema hidratante con color si necesitas llevar algo de maquillaje.

7. Usa un buen tónico

Un buen tónico puede ser eficaz para cerrar los poros abiertos. El máximo número de glándulas sebáceas se encuentra en la zona T del rostro. Para evitar que el sudor y la grasa obstruyan estos poros, utiliza un tónico a base de aloe vera o pepino, ya que son más ligeros.

8. Hidrata tu piel como sino hubiera un mañana

Una crema hidratante es vital para proteger tu piel en verano. Puedes elegir una fórmula no grasa en función de tu tipo de piel. Pero busca ingredientes antioxidantes como las vitaminas A y C. Si tiene FPS, aún mejor. Lo mejor es aplicar una crema hidratante inmediatamente después del baño.

9. No te olvides de los ojos, los labios y los pies

Lleva siempre gafas de sol para proteger los ojos de los rayos nocivos del sol. Utiliza un gel hidratante para debajo de los ojos; y un bálsamo labial con FPS bajo tu barra de labios. Frota sus pies para exfoliarlos. Aplícate también crema solar e hidratante en los pies, especialmente si llevas sandalias abiertas.

10. Bebe más agua y zumos de fruta

La hidratación del cuerpo es fundamental. La ingesta de agua en verano debe ser de un mínimo de 2-3 litros al día. El agua de coco, las sandías y los zumos frescos son una buena forma de mantenerse hidratado. Beber agua también ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo. Una buena idea es que incluyas en tu dieta yogur y suero de leche.

11. Apuesta por las frutas y verduras de temporada

Incluye en tu comida ensaladas y verduras como el pepino y la lechuga, que ayudan al cuerpo a mantenerse fresco desde dentro. Las frutas de temporada, como la sandía, el melón, los cítricos y los zumos de frutas ,también ayudan a mantener la piel sana.

12. Las bebidas azucaradas son el enemigo

Las bebidas gaseosas azucaradas hacen que te sientas perezosa y pesada debido al exceso de azúcar. Además, no aportan ningún valor al organismo, ya que no tienen cualidades hidratantes. En todo caso, te hacen más insalubre y contribuyen al aumento de peso. Así que opta por un zumo de frutas o agua fresquita, en lugar de un refresco de cola.

13. Usa tejidos transpirables

El algodón es el mejor tejido para vestir en verano. Use ropa ligera y holgada. Evita las prendas ajustadas de tejidos sintéticos. Éstas pueden aumentar tu malestar y hacerte sudar más, lo que a su vez provoca picores en la piel y puede provocar infecciones.

14. Dúchate como mínimo una vez al día

Dúchate y lávate con champú inmediatamente después de salir de la piscina, usando agua fresca y limpia.

Mantener una buena higiene es muy importante durante el verano. Un baño fresco por la noche antes de acostarse puede ayudar a eliminar toda la suciedad, la mugre y el sudor que el cuerpo ha acumulado durante el día y prevenir las erupciones. Tanto la ducha matutina como el baño nocturno deberían ir seguidos de una rutina de limpieza, tonificación e hidratación.

¿Cambia tu piel con las estaciones?

Sí, la piel cambia con las estaciones. El invierno trae consigo un clima seco que despoja a la piel de su humedad natural y provoca escamas y picores. La humedad del verano puede provocar infecciones bacterianas debidas al sudor, obstrucción de los poros y brotes de acné. Tanto el aire acondicionado en verano como la calefacción en invierno pueden deshidratar la piel. Así pues, cada estación tiene sus propias normas de cuidado de la piel.

La piel requiere una atención y un cuidado extra durante el verano. Con unos sencillos pasos, como la limpieza y la hidratación, y el uso de protección solar, puedes proteger tu piel de los efectos nocivos del sol y el calor.

Por favor cuéntanos si nuestros consejos te han servido de ayuda.

Continua Leyendo
Publicidad
También te puede interesar...
Clic para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en SALUD

Arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies