¿Cómo conseguir hacer una compra saludable y no caer en tentaciones?

0
284
Compra saludable
No caer en tentaciones es dificil, ya que estan por donde quieras que mires

Seguro que te ha pasado más de una vez. Decides ponerte a dieta, reúnes toda tu fuerza de voluntad (que se acerca el veranito) pero, cuando tienes que ir al súper acabas cayendo y compras cosas que no deberías.

No te preocupes porque nos pasa a todas las mamis molonas y más si tenemos a los peques molones revoloteando por ahí.

Sabemos lo difícil que es no caer en la tentación, así que en el post de hoy te vamos a dar unos consejillos para que no nos chorree la baba cada vez que vamos a comprar.

Si no lo veo no lo pruebo

Tentaciones fuera!
La tentacion es menor si no la vemos

Algo que parece muy obvio pero que a lo mejor no se nos había pasado por la cabeza hacer es simplemente no pasar por los pasillos peligrosos. Ya sabéis lo que queremos decir… chocolate, galletitas… y todas estas cosas que están prohibidísimas durante una dieta.

Si vamos a nuestro súper de siempre ya sabemos dónde está y qué es lo tiene, así que cuando pases por su lado para ir a coger otra cosa, disimula, mira hacia otro lado ¡lo que sea para evitar la tentación!

No vayas con los peques 

Si tienes peques molones, intenta ir a comprar sin ellos. Piensa que les da igual todo y que pueden comer lo que sea. Además, sabemos de sobra que les encanta todo lo prohibido (exactamente como a nosotras).

Si no te los llevas y vas sola podrás evitar que en tu carro empiecen a aparecer cosas que tú no has puesto ahí. Vaya, ¿quién habrá metido este bote de chocolate en el carrito?

Evita los grandes supermercados

Compra a lo pequeño
Compra en tiendas de barrio, tiendas de productos frescos y con cesta pequeña

Intenta ir siempre a la misma tienda pequeña. Ves a la verdulería del barrio, la carnicería, la herboristería y los ultramarinos que han estado toda la vida ahí.

No solamente estarás ayudando a tu barrio y a tus vecinos a que su negocio sea más próspero si no que así consigues evitar comprar cosas que no deberías.

Todas sabemos que en estos supermercados que parece que nunca se vayan a acabar hay de todo y en unas proporciones muuuuy gigantescas (como el supermercado vaya).

Si vas a sitios específicos donde sabes qué es lo que te vas a encontrar y que solo venden de una variedad de producto, como la verdulería en donde siempre nos vamos a encontrar vegetales, verás que al final te acostumbras y que tu dieta se te está haciendo mucho más llevadera.

Además en un supermercado o tienda de barrio/pueblo cogerás una cesta pequeña o pocas cosas para poder acarrearlo hasta casa, así que evitarás coger cosas de más y te ceñirás a lo imprescindible.

Sigue al pie de la letra tu lista

Haz lista de la compra
Hacer lista de la compra es fundamental

Sabes lo que quieres y sabes lo que necesitas. Antes de salir a comprar hazte una lista de las que cosas que te hacen falta en casa. Cuando vayas al súper, compra únicamente lo que está en esa lista.

No te dejes vencer por ofertas o promociones

Piensa que la comida y los productos están colocados para que consumas y consumas y encima que sea lo que ellos quieren. Te pondrán a primera vista productos que quieren que sean vendidos.

Si no está en tu lista ¡no lo cojas!

Compra después de haber comido

Si tienes tiempo al medio día, después de comer o a primera hora de la tarde, es el mejor momento para que vayas a comprar. Nuestro estómago estará lleno y ni siquiera nos apetecerá pensar en comida, así que nos será más fácil cumplir el objetivo de comprar solo las cosas de nuestra lista.

Además, a esta hora no suele ir la gente a comprar, por lo que estarán los espacios más vacíos y te ahorrarás colas.

Recuerda tu propósito de comer más saludable

Mira todo lo que comas
Mira etiquetas y recuerda tu objetivo de seguir una dieta más saludable

Sobre todo, lo más importante, es que queramos llevar una alimentación más saludable.

“Lee artículos, habla con UN nutricionista, infórmate bien de todo antes de ir a comprar y aprende qué es lo bueno para tu cuerpo.”

Cuantas más cosas sepas, mejor conocerás tu cuerpo y menos ganas tendrás de llevar una mala alimentación y podrás decirle adiós a las tentaciones.

Pero sobre todo recuerda, si alguna vez caes en una tentación no te vengas abajo, a todas nos pasa, si no no se llamarían tentaciones.

Si coges el hábito de comer de una forma más saludable, al final te darás cuenta que pasas de esos otros productos que no le hacen bien a tu cuerpo y que ni siquiera te apetecen porque te sientan mal (que nuestro cuerpo no es tonto).

Finalmente, si consigues hacer esto, podrás coger otras actitudes saludables en otros aspectos de tu vida, como el ejercicio, ahorrar algo de dinerillo, tu vida en pareja o con tus peques molones.

 

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer clic en alguno de los botones que verás abajo. ¡Mil gracias!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here