lunes, septiembre 24, 2018
Inicio NUTRICIÓN

NUTRICIÓN

Comida sana pero sin agobios

Quizás fuiste como yo que no empezó a preocuparte la nutrición hasta que fuiste madre. Ahora miro para atrás y pienso ¿Cómo podía comer así? ¡Y no me importaba! Pero cuando llega la maternidad te descubres con la responsabilidad y el agobio (en ocasiones) de que tu hijo esté bien alimentado para que esté saludable y feliz. En mi caso la maternidad revolucionó mi nutrición. Pero no fue de golpe no creáis, primero hacíamos comida saludable, equilibrada etc..sólo para nuestras peques. (No se si habrá quedado grabado en sus retinas las patatas fritas en mi plato al lado de su tortilla de espinacas, pero seguro que lo sacaran en la adolescencia). Pero irremediablemente ellas me ayudaron a mi ya que llega un momento que por falta de tiempo no puedes hacer varias comidas y has de hacer una sóla para toda la familia. Y eliges la alternativa sana, aunque te la comas con cara de acelga sonríes y les explicas lo bueno que es comer sano. Mi yo pre-mami está escandalizado aún, pero desde que lo hacemos nos sentimos mejor, porque es muy cierto el dicho de que SOMOS LO QUE COMEMOS, y además, estoy inculcando hábitos saludables en ellas. He aprendido por fin lo que es una dieta equilibrada y voy conociendo cada vez más trucos y consejos para conseguir que la alternativa sana sea atractiva para mis niñas. Pero no sólo eso, se acabó el ir a comprar con hambre y meter cosas en el carro por capricho; en mi carro no entra nada ain que haya estudiado su etiqueta. Si quieres hacer este cambio en familia, síguenos y te ayudaremos a ello!

MÁS POPULARES

LAS MÁS LEIDAS